Las técnicas de la sal en la cocina

Sal

La sal común, o cloruro de sodio (NaCl) se consigue de diversas formas. La más conocida es por evaporación del agua, que da lugar a la sal marina o de manantial. Otra forma es mediante la extracción de una roca llamada halita, que se pulveriza y como resultado se consigue el condimento. Y por último también existe un método de conseguir sal a partir de plantas, en concreto de las gramíneas. Se hierven y se consigue sal, denominada sal vegetal.

Actualmente se conocen varias técnicas de cocinado con la sal y dentro de esas técnicas infinitas variantes, tantas como alimentos conocemos.
Asados a la sal 

Esta técnica es muy antigua y se cree que proviene de pueblos cercanos al Mar Muerto, donde cubrían el pescado con una mezcla de agua y arcilla, cocinándolo después en el fuego. También en China y en Sudamérica se cocinaban antiguamente aves enteras con esta técnica. En España es típica de la zona mediterránea, donde hay salinas marinas. Tradicionalmente los pescadores murcianos cocinaban en los barcos el pescado a la sal.

 

 

 

Plancha de sal

Los bloques de sal del Himalaya se usan como planchas para asar alimentos y tienen la capacidad de propagar el calor de manera uniforme y a la vez aportar un punto de sal justo a los alimentos cocinados con ellas.

 

 

 

Salazón

Cuando la sal húmeda entra en contacto con el alimento, comienza un proceso de ósmosis por el cual la humedad del alimento  tiende a salir y la salinidad de la mezcla exterior tiende a infiltrarse por los músculos.

 

 

 

Sal viva

Así se crea un producto que podía alcanzar una temperatura de 135 grados, a base de agua de sal, con la que poder cocinar. Técnica de ángel leon