Súmate al servicio delivery: Trucos y recetas para tu negocio (Parte 1)

Cuanto más ampliemos nuestro abanico de servicios más posibilidades tendremos de llegar a todo nuestro público. Durante la pandemia las compras online han duplicado su facturación, y el sector hostelero se ha sumado a esta moda. Por eso, saber ofrecer y comunicar un servicio delivery nos ayudará a seguir creciendo ante circunstancias adversas. Pero, ¿por dónde empezamos?

 

Ya que se trata de un servicio que comienza su experiencia de compra en un estado online, nuestra web debe ser clara y estar actualizada, muy actualizada. El usuario se debe sentir cómodo navegando y que toda su experiencia en la web “vaya rodada”. Las imágenes de los productos deben ser llamativas, con planos cenitales, pero también muy reales. Uno de los errores que cometen algunos restaurantes es que compran las imágenes y tienen muy poco que ver con lo que recibe el usuario. Esto provoca una insatisfacción en el cliente y puede puntuar en negativo sobre tu negocio. Lo que se recomienda es que los restaurantes hagan sus propias fotos en el local y dentro de su realidad.

 

Estar presente en redes sociales es fundamental. Aquí encontraremos incluso un público más amplio que el tráfico que puede llegar directo a la web. Patrocina posts, lanza sorteos, sorprende con imágenes que hagan salivar y publica experiencias de usuario con el producto. Sé muy constante en las publicaciones para que surja ese feeling y te perciban como “conectados al mundo online”, como ellos lo están.

 

Alcanza un mayor posicionamiento web apareciendo en páginas especializadas como Tripadvisor u otras plataformas. Además de conseguir mayor notoriedad, el usuario podrá ver más opiniones sobre tu negocio. Es importante que aquí crees un perfil atractivo en la galería de imágenes y servicios que ofreces.